etiquetas

AVE DEL PARAISO ( Las heridas del alma es igual a fortalezas) (1) CONTEMPLACIÓN (Es tiempo de silencio para tomar decisiones en mi vida) (1) cuando nuestros talentos se desarrollan) (1) DESDE LA SENCILLEZ A LA GRANDEZA (Mirar con amor nuestro sistema familiar (1) DIALOGO DEL SER (Unir lo que somos) (1) DRAGONES Y KOI (Honrar a nuestra madre) (1) EL CAFETAL (Cuento sistemico organizacional) (1) EL CAMPO DE LOS OLIVOS (La importancia de conectar con nuestra esencia) (1) EL ENGRANAJE ( ¿Te atreves hacer de tu vida un engranaje?) (1) EL MAGO (Para dejarse fluir con la vida) (1) EL SENTIR DE UN SOLDADO (Para sanar aquellos lazos de circunstancias díficiles) (1) HE VENIDO ANTES QUE TU (Cuento para integrar la relación entre hermanos) (1) LA DANZA DE LAS VERTIENTES ( Comunicación en relación de pareja) (1) LA ENSEÑANZA DE NONNA (Entender y comprender la enfermedad de Alzheimer) (1) LA MUJER INDIA QUE ENCONTRÓ A SU DIOSA (Reencuentro con la mujer divina que llevamos dentro) (1) LA ORQUESTA Y CORO DEL SER (Es el legado de vida que dejamos (1) LA RAIZ DE UN ARBOL (Conectarse con la sabiduría ancestral) (1) LAS MANOS CON ARENA (Cómo vivir sin miedo) (1) MAS ALLA DE LA LUZ (1) nos ayuda a cómo conectar con nuestro Ser interno (1) todo es perfecto) (1) UN CANTO A LA VIDA (Honrando aquellos que han partido) (1) UN REGALO ESPECIAL (Hacerse consciente de los recursos internos de cada Ser) (1) UNA FUERTE CAIDA UN COMIENZO (Honrar al padre) (1) VUELO DE MARIPOSAS (Todos somos importantes) (1) YO SOY TU REFLEJO (Despertar el valor en nosotros ante nuestros dragones) (1)

domingo, 18 de agosto de 2013

HE VENIDO ANTES QUE TU

CUENTO SISTEMICO HERMANOS
“HE VENIDO ANTES QUE TU”

Escrito por Claudia Rodríguez


Desde la Tierra de los dioses la Olimpia Sagrada nace un pequeño hijo de dioses hermoso, un bebé en donde se han puesto muchas expectativas desde su nombre marca ya la misión en la cual debe colaborar con la labor de los dioses en la Tierra.
Su nombre Amisadai que significa pueblo del todopoderoso. Fue educado hasta sus 9 años por sus padres para luego ser tomado por los soldados de la antigua Esparta y convertirlo en el más temido guerrero y monarca.
A sus 18 años logró convertirse en el mejor de los mejores. Ahora según dedición del conclave de los dioses debía para ser un buen rey, dedicar su tiempo a estudiar sobre la sabiduría filosófica reinante en la época y enseñarle los secretos más guardados de la mística divina.
Fue cuando una mañana salió a cabalgar y el caballo se asustó con una ardilla que paseaba por el bosque. El joven salió por los aires y antes que los dioses pudiesen hacer algo, el joven ya había perdido el últimos suspiro.
Pese a la pena los dioses entendieron inmediatamente el desapego y decidieron tener otro bebé que cumpliera con las mismas expectativas que el primer hijo con el fin de salvaguardar el reino.
Cuando nació el segundo bebé optaron por ponerle igual que a su hermano fallecido
Cumpliendo con las mismas tareas que el hermano fallecido. Nunca se le habló a este sobre su hermano. Nunca supo de su existencia. Ya que si así era podía afectar los intereses de los dioses.
Un día cuando cumplía 18 años salió a cabalgar sin previo aviso a sus padres y se vio envuelto en la misma situación de 19 años anteriores. Al volcarse el caballo salió disparado el joven aterrizando sobre una roca.
Allí quedó inconsciente. Cuando sus padres se dieron cuenta que no estaba en el palacio. Temieron lo peor, se dirigieron inmediatamente al bosque y encontraron a su segundo hijo casi sin vida.
Se despertó allí a través de un grito ensordecedor la rabia del padre. Y como un trueno partió el cielo en dos.
Desde allí una luz tenue bajo desde lo más alto y se enfrentó aquel hombre poseído por la rabia.
Esa luz tomó forma y se dio cuenta que era su primer hijo. ¿Papá porque me has olvidado? Esa rabia que contienes en tus entrañas fue la misma que sentí al saberme olvidado y apartado de ustedes.
Al colocar a mi hermano en lugar mío y mi nombre os estabais entregando mi mismo destino.
Más el amor por mi hermano es tan grande que cuando cayó del caballo fui yo quien lo tomó en brazos y lo coloqué en la piedra. Él sólo está dormido.
Su madre pidió perdón y su padre ante tanto amor desplegado dejo fluir su rabia y apareció un sentir pleno.
Un sentir que los dioses agradecieron a su hijo.
Papá, mamá mírenme denme el lugar que merezco. Dijo el hijo fallecido antes de partir.
Te amamos y te llevamos con nosotros, hijo mío contestaron ambos.
Fue entonces cuando se abrieron los cielos y una luz que encandilaba se posó en el corazón del hermano dormido.

Los padres entendieron que gracias a ese amor y a ese reconocimiento el destino de ese joven ya había cambiado de la muerte hacia la vida.