etiquetas

AVE DEL PARAISO ( Las heridas del alma es igual a fortalezas) (1) CONTEMPLACIÓN (Es tiempo de silencio para tomar decisiones en mi vida) (1) cuando nuestros talentos se desarrollan) (1) DESDE LA SENCILLEZ A LA GRANDEZA (Mirar con amor nuestro sistema familiar (1) DIALOGO DEL SER (Unir lo que somos) (1) DRAGONES Y KOI (Honrar a nuestra madre) (1) EL CAFETAL (Cuento sistemico organizacional) (1) EL CAMPO DE LOS OLIVOS (La importancia de conectar con nuestra esencia) (1) EL ENGRANAJE ( ¿Te atreves hacer de tu vida un engranaje?) (1) EL MAGO (Para dejarse fluir con la vida) (1) EL SENTIR DE UN SOLDADO (Para sanar aquellos lazos de circunstancias díficiles) (1) HE VENIDO ANTES QUE TU (Cuento para integrar la relación entre hermanos) (1) LA DANZA DE LAS VERTIENTES ( Comunicación en relación de pareja) (1) LA ENSEÑANZA DE NONNA (Entender y comprender la enfermedad de Alzheimer) (1) LA MUJER INDIA QUE ENCONTRÓ A SU DIOSA (Reencuentro con la mujer divina que llevamos dentro) (1) LA ORQUESTA Y CORO DEL SER (Es el legado de vida que dejamos (1) LA RAIZ DE UN ARBOL (Conectarse con la sabiduría ancestral) (1) LAS MANOS CON ARENA (Cómo vivir sin miedo) (1) MAS ALLA DE LA LUZ (1) nos ayuda a cómo conectar con nuestro Ser interno (1) todo es perfecto) (1) UN CANTO A LA VIDA (Honrando aquellos que han partido) (1) UN REGALO ESPECIAL (Hacerse consciente de los recursos internos de cada Ser) (1) UNA FUERTE CAIDA UN COMIENZO (Honrar al padre) (1) VUELO DE MARIPOSAS (Todos somos importantes) (1) YO SOY TU REFLEJO (Despertar el valor en nosotros ante nuestros dragones) (1)

sábado, 24 de agosto de 2013

DIALOGO DEL SER

DIALOGO DEL SER

Escrito por Claudia Rodríguez Rolin


En una cierta tarde, cálida y tenue se dio inicio al maravilloso eclipse solar que haya visto jamás. Poco a poco la luna fue acercándose al sol, hasta que ambos lograron mirarse directamente al alma. Formando esa emoción que  impregnaba el ambiente de un re nacer de una nueva fuerza, de un nuevo amor, por venir.
Fue así como entrelazaron sus vibrantes y ondulantes espirales de gas luminoso, era su manera de a través de un dialogo de complementos ir fusionándose en sí mismos dando estructura  al Ser, en la melodía de los dioses, en el canto de las sacerdotisas, en el silencio de los faroles de estrellas que están a la espera de la bienaventuranza que trae esa conversación entre la luz y sombra.
La luna con su suavidad y ternura que caracterizaban su personalidad, menciona al sol desde su esencia honesta. ¡Cuánto tiempo le había extrañado! He añorado este día, ¡no te imaginas cuanto!
El sol en su luz, candente, más sabiendo de su fuerza contuvo de cierta manera   su potencia para proteger a su amada luna y otorgarle sólo lo necesario para su alimento diario.
Le responde: ¿Y qué has echado de menos?
Luna sin titubear afirma: tu fuerza, tu contención, tu asertividad, tu empuje de ir por la vida mirando hacia adelante, con confianza que todo saldrá bien, tú forma de amarme a través de lo que Soy en esencia, tu manera de decirme aquí estoy, siénteme.
El astro, respiró profundo hacia el universo y entregó en un soplo de vida a los labios de la luna, entre ritmos de zurnas, laudes y tambores de copa, su esencia. Y  en un grito abrumador bendecido por los cielos, se exhaló la rendición hacia la muerte de lo que fue y renació el aire de lo que realmente se es.
El satélite espejo, recibió a través de un largo suspiro, todo aquello que su complemento le estaba regalando.
A lo cual el sol en una oración al universo, expresó el siguiente cántico:
Yo soy la Luz, brindo a tu sabia limpia y honesta, el Don de la intuición. Otorgo a tu corazón mi lealtad, amistad y amor eterno. Entrego a manos llenas mi fuerza, coraje y empuje para que realices tus sueños.
Canto a la vida como tú me acompañaras en danza y melodía en cada fusión de un nuevo amanecer, como símbolo de que tú estás en mí como yo estoy en ti.
Otorgo el regalo de amor sagrado en cada espiral que nazca desde las raíces de tu tierra hasta la expansión del verbo divino al universo.
Así se haga, así es, así será de hoy en adelante, a Dios certifico y sello esta alianza tuya y mía dentro de un solo Ser, bautizándolo como el resonar del ying y del yang.
Y en un tierno y sentido te amo, el sol y la luna se acoplaron, y poco a poco volvieron a su estado normal para algunos, para otros significaba la nueva fuerza de Eros y Ágape trascendiendo hacia la Tierra en el nombre de Philia.
Fue así como hoy independiente del eclipse ambos saben que actúan desde la unicidad de los tiempos, desde una sola forma de existencia, porque para Ser complemento, se requiere morir, nacer y trascender en profunda unión a lo sustancial, Mi esencia natural unida a la llama divina y eterna de Dios.